Pacientes renales piden ayuda al gobierno para compra de fistulas de diálisis

SANTO DOMINGO.- La Asociación de Pacientes Renales Sendero de Vida pidió auxilio a las autoridades del sector salud ante hecho de que   50 por ciento de sus miembros se dializan con catéteres de alto costo.

Eddis Castillo, presidente de Sendero de Vida, dijo que estos pacientes están imposibilitados de costear una fístula arteriovenosa en el sector privado que le permita realizar normalmente el procedimiento de diálisis.

Lamentó que la institución que dirige tenga más de 11 años reclamando a las autoridades de Salud la implementación de un programa diseñado para que tan pronto el paciente sea diagnosticado con insuficiencia renal crónica, lo refieran a cirugía vascular para la confección de la fístula para recibir la terapia de diálisis.

La fístula arteriovenosa es la vía de acceso vascular por excelencia para mantener con vida a estos pacientes que deben acudir tres veces por semana a los hospitales para liberar la sangre de tóxicos y líquidos en exceso, tras haber sufrido daño renal, ocasionado comúnmente por hipertensión y diabetes

Con el propósito de aportar una solución al problema, la Asociación de Pacientes Renales Sendero de Vida propuso un Acuerdo Interinstitucional entre el Seguro Nacional de Salud (Senasa), el Servicio Nacional de Salud (SNS), la Sociedad Dominicana de Cirugía Vascular y Endovascular, la Sociedad Dominicana de Nefrología y las asociaciones de pacientes renales.

El activista de los derechos de los pacientes renales informó que el documento que contiene la propuesta fue enviado por la entidad a las instituciones responsables de resolver la problemática, pero aún no ha recibido respuesta.

Eddis Castillo destacó que “la situación empeora, debido a que, aquellos pacientes que están amparados por el Senasa Subsidiado y los que no tienen seguro, no tienen ninguna posibilidad de encontrar un centro médico público o privado donde le hagan la cirugía para la construcción de fístula arteriovenosa, con la excepción del Hospital Salvador B. Gautier, donde de vez en cuando ocurre el milagro.”

A %d blogueros les gusta esto: