Tener el colesterol malo aumentado genera riesgo cardíaco. Detecta las señales de tu cuerpo a tiempo y evita enfermedades.

El colesterol es un lípido presente en el organismo, clave para producir hormonas, vitamina D y sustancias que ayudan a digerir los alimentos.

El colesterol malo (LDL) aumenta por diversos motivos, pero los más habituales son los hábitos alimenticios poco saludables, la falta de ejercicio físico y el estrés.

Cuando el índice de LDL es alto, hay riesgo cardíaco. Por eso, es vital hacer un chequeo anual con tu médico de confianza para conocer tus niveles de colesterol en sangre.

Ocho síntomas del colesterol alto:

  • Eructos, mal aliento, boca seca y gases.
  • Sudoración fría.
  • Malestar general.
  • Dolores de cabeza fuertes.
  • Hinchazón y entumecimiento de las extremidades.
  • Visión borrosa y mareos.
  • Dolor en el pecho.
  • Sensación de pesadez y somnolencia.