Países de OEA ayudarán en la reconstrucción de Haití

Los países de la Organización de Estados Americanos (OEA) expresaron este viernes su compromiso de apoyar a Haití en el “desafío” de su reconstrucción después del terremoto de magnitud 7.2, ocurrido el pasado 14 de agosto, que cobró 2,189 vidas y dejó 12,268 heridos.

El Consejo Permanente de la OEA celebró una sesión virtual extraordinaria para analizar la crisis humanitaria en la azotada nación caribeña, que congregó a ministros y viceministros de distintos países miembros y socios de esta organización, así como a representantes de instituciones regionales de financiación regional.
En la cita también estuvo presente el primer ministro haitiano, Ariel Henry.

El dirigente haitiano agregó que 48 horas después del devastador movimiento telúrico la zona siniestrada fue azotada por la depresión tropical Grace y advirtió de que se anunciaron “dos huracanes más potentes antes de que concluya la temporada de ciclones” actual.

Según el primer ministro, una vez superada esta “etapa de urgencia”, que estimó que durará “algunas semanas”, deberán a comenzar a pensar en la reconstrucción.
“El desafío es grande y en este momento precisaremos el apoyo de todos ustedes”, afirmó Henry, quien explicó que trabaja junto al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en una evaluación exhaustiva, que permita elaborar un informe con las necesidades de reconstrucción y en otros campos que será presentado “en el menor tiempo posible” a posibles donantes.

Henry hizo alusión además a la “falta de estabilidad política crónica”.
En ese contexto, expresó su compromiso de organizar, “en los plazos más breves posibles”, unas elecciones “libres y transparentes” que garanticen el normal funcionamiento de sus instituciones.

TODOS SOMOS HAITÍ
Las palabras del líder haitiano fueron respondidas por los distintos representantes con una exposición de las donaciones y las acciones adoptadas hasta ahora para atender la emergencia, así con sus compromisos de respaldar la reconstrucción.

El ministro de Relaciones Exteriores de Costa Rica, Rodolfo Solano, opinó que la asistencia a Haití “debe constituir el reflejo de la amistad, la solidaridad y la cooperación de los Estados amigos en estos momentos de apremio».
“Todos los Estados miembros debemos ser Haití”, subrayó Solano.

En la misma línea se pronunció su colega de Panamá, Erika Mouynes, para quien la situación de Haití debe llevar a una “profunda reflexión” y a reconocer como una “realidad innegable” en la región que “hay pobreza en los países de izquierda y hay pobreza en los países de derecha”, y fueron golpeados por igual por la pandemia de la covid-19.
“Los niños de Haití no son solo haitianos, son nuestros niños y necesitan nuestro apoyo, les debemos nuestra atención”, reflexionó.

Por su parte, la subsecretaria de Relaciones Exteriores de Chile, Carolina Valdivia, expresó la disposición de su país, que ha destinado un avión de la Fuerza Aérea para trasportar donaciones propias y de países de la región, de apoyar en el proceso de vacunación.

También el presidente ejecutivo electo de la CAF, banco de desarrollo de Latinoamérica, Sergio Díaz-Granados, prometió su respaldo- “este es el momento de la unión y la solidaridad por la reconstrucción de la nación hermana».

El coordinador de la Comunidad del Caribe (Caricom) ante la OEA, Ronald Sanders, anunció que el Mecanismo de Seguro contra Riesgos de Catástrofes del Caribe (CCRIF, en inglés) entregará 15 millones de dólares la próxima semana al Gobierno haitiano y otros 25 millones de dólares más “en los próximos 14 días». La sesión contó además con la participación de la vicepresidenta y canciller de Colombia, Marta Lucía Ramírez; su colega de Ecuador,, Mauricio Montalvo, así como el viceministro de Exteriores del Perú, Luis Chávez.

A %d blogueros les gusta esto: