Denuncian “pesadilla” de maestros dominicanos contratados en Nueva York: investigación federal

Aunque el Departamento de Educación (DOE) de la ciudad de Nueva York anunció con fanfarria en septiembre que había contratado a 25 maestros dominicanos bilingües para trabajar con estudiantes de habla hispana, apenas dos meses después el programa está bajo investigación local y federal.

En semanas se han acumulado acusaciones de que los maestros dominicanos han sido intimidados por un grupo de administradores del DOE que se benefician como sus “caseros”, según New York Post y CBS2.

Al parecer, la esposa de un director de escuela de El Bronx cobra el alquiler de los maestros reclutados en República Dominicana, quienes han estado “obligados” a vivir una cooperativa aparentemente propiedad de la madre del mismi director.

Además de un dúplex en El Bronx donde ADASA (Asociación de Supervisores y Administradores Dominicano-Estadounidenses) alojó a 11 maestros quisqueyanos, otros tres fueron colocados en una cooperativa de tres dormitorios, cada uno pagando entre $1,350 y $1,400 dólares al mes, más depósitos de seguridad, dijeron los docentes.

Emmanuel Polanco, de 39 años, primer vicepresidente de ADASA y director de la escuela MS 80 hasta ser retirado este mes en espera de una investigación sobre el programa, administra el alquiler con su esposa, Sterling Báez, maestra de primaria del DOE en El Bronx.

La pareja tiene las llaves de las habitaciones y el buzón de los maestros, dijeron los docentes. También establecieron reglas: “Nosotros no podemos recibir visitas, nos dijo la señora Polanco”.

“He seguido recibiendo denuncias incluso después de que se inició la investigación”, dijo el viernes el senador estatal de El Bronx, Luis Sepúlveda. No comentó las acusaciones, diciendo que las remitió al DOE.

ADASA colocó a 11 maestros en una casa de dos familias atestada en Baychester Avenue en El Bronx, cobrando a 10 de ellos $1,450 dólares al mes por persona, y a uno de ellos $1,300. El total de $15,800 en ingresos recaudados generaría una ganancia neta de $8,900 sobre los $6,900 que ADASA paga por arrendar el dúplex.

La semana pasada, maestros dominicanos que alquilan habitaciones recibieron una carta en defensa de Polanco y ADASA de parte de Marianne Mason, directora ejecutiva de “Cordell Hull Foundation for International Education”, un grupo con sede en Nueva York que patrocina las visas J-1.

Ella dijo que los maestros: “Están mintiendo”, y que sus quejas son el “choque cultural” y “algunos puntos de malentendidos”. Afirmó que los administradores del DOE ofrecieron alojamientos para ahorrarles a los maestros la tarea “frustrante y difícil” de encontrar el suyo propio. Mientras cobra el alquiler, ADASA cubre otros gastos como servicios públicos, Internet y muebles, afirmó.

La carta de Mason también exigía que los maestros dominicanos “contacten y corrijan los hechos de cualquier reportero que lo haya entrevistado”.

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: