El adiós a protocolos de seguridad contra el COVID esta semana divide a neoyorquinos

Este martes 1 de marzo el calendario marca justo el segundo año de la aparición del primer caso de COVID-19 en Nueva York, que desde que se declaró la alerta por la pandemia ha acabado en la Gran Manzana con la vida de más de 39,000 personas, gran parte de ellos latinos, y ha dejado casi 2 millones y medio de contagios.

Y aunque las autoridades de Salud de la Ciudad y del Estado han insistido en que todavía no se ha derrotado por completo al coronavirus, el abrumador descenso en los índices de contagios y el aumento de personas vacunadas en Nueva York, han ayudado a que se relajen protocolos de seguridad como el no uso de mascarillas en espacios interiores y la exigencia de mostrar prueba de vacunación en negocios, que terminará el lunes 7 de marzo.

Al dominó de cambios de esta semana y de los próximos días, se suma el fin del mandato de uso de mascarillas en espacios cerrados en las escuelas del estado de Nueva York, anunciado por la gobernadora Kathy Hochul y que entrará en vigor desde el miércoles, y que, muy probablemente, el alcalde Eric Adams seguirá cuando anuncie su decisión este viernes.

El índice de contagios de los últimos 7 días en la Gran Manzana, estimado en 1.99%, unas 30 hospitalizaciones y 582 neoyorquinos dando positivo cada día, están muy lejos de aquellos momentos de enero en que, debido a la variante ómicron, hubo hasta 85,000 contagios cada 24 horas, por lo que el alcalde Adams defiende las novedades en los protocolos de prevención del COVID. Además, el 86% de los neoyorquinos con al menos una dosis de la vacuna contra el COVID, el 77% completamente vacunado, y solo el 14% sin inmunizarse, juegan como variables a favor.

Los neoyorquinos dieron un paso al frente y nos ayudaron a salvar vidas al alcanzar niveles de vacunación sin precedentes“, dijo el mandatario local. “Los números de la ciudad de Nueva York continúan bajando día tras día, por lo que, mientras los indicadores de COVID muestren un nivel bajo de riesgo y no veamos sorpresas esta semana, el lunes 7 de marzo también levantaremos los requisitos de ‘Key2NYC’. Esto les dará a los dueños de negocios el tiempo para adaptarse y nos permitirá asegurarnos de que estamos tomando las mejores decisiones de salud pública para la gente de Nueva York”.

Máscaras en escuelas serán opcionales

A pesar de los cambios a la vista, el Alcalde destacó que si no hay picos imprevistos esta semana, cuando se elimine el mandato de uso de mascarillas en interiores para los niños de las escuelas públicas, dejara vigente la disponibilidad de máscaras para cualquier niño o miembro del personal escolar que desee seguir usándolas.

Cabe destacar que hasta que el Alcalde no emita de manera formal un pronunciamiento que levante el mandato de uso de tapabocas en interiores, tanto estudiantes como maestros y miembros del personal escolar de los 1,700 planteles educativos, deberán seguir usando mascarillas en recintos cerrados.

Todos los demás mandatos de vacunas en la ciudad de Nueva York permanecerán vigentes en este momento, ya que son y han sido vitales para proteger a los neoyorquinos”, agregó Adams, refiriéndose a normas como la exigencia de que empleados municipales y de compañías privadas tengan sus vacunas COVID para poder seguir en sus puestos de trabajo, el uso de mascarillas en trenes y autobuses, prisiones y hogares de ancianos.

Opiniones divididas entre neoyorquinos

Pero más allá de los datos sobre contagios, que dan fiel testimonio de un giro sobre el comportamiento del COVID en la Gran Manzana, y el panorama alentador que diera la impresión de mostrar luz al final de túnel, tras dos años de los duros efectos de la pandemia, algunos neoyorquinos como Miriam Arrieta no están de acuerdo con flexibilizar todavía los protocolos de prevención, y menos entre los niños.

 

A mí me asusta mucho que vuelva a pasar lo que pasó en diciembre, cuando ya muchos pensábamos que el COVID de estaba acabando y vino ómicron y causó tanto terror entre nosotros, siendo que no era tan mortal”, comentó la madre colombiana.

“Creo que antes de tomar medidas como quitar máscaras debería pasara por lo menos un año de contagios bajos, porque apenas un mes y medio creo que es algo irresponsable y me asusta que se disparen otra vez los casos”, agregó.

El chileno Roberto Tordecillas no está de acuerdo con la flexibilización de las normas COVID

Una postura similar tiene el chileno Roberto Tordecillas, quien destacó que su principal preocupación es que se genere una falsa idea de que ya no hay ningún riesgo con el COVID.

 

No estoy de acuerdo con estas medidas, porque es arriesgado, ya que todavía anda el virus, y hay gente contagiándose. Debería mantenerse el uso de la mascarilla y requerir comprobante de vacuna para ingresar a sitios para mantener controlada la situación”, dijo el joven ingeniero.

Tordecillas enfatizó: “Cuando se relajan las cosas, se puede frenar el avance que hemos logrado, entonces creo que es una mala medida relajarse y dar la impresión de que todo está normal cuando no es así. Nueva york no está preparada todavía para tomar esas medidas, pues aunque los casos estén bajando, en cualquier momento pueden subir”.

Otros como el peruano Rodrigo Maceta, por el contrario, respaldan las medidas del alcalde Adams y la gobernadora Hochul, y aseguran que ya es tiempo de saltar al siguiente escalón.

 

“Ómicron fue la prueba de oro que mostró que ya el COVID no nos ataca tanto, porque estamos vacunados. No podemos estar toda la vida presos de una mascarilla y andar mostrando pruebas de vacuna a donde vamos. Este es el momento de hacerlo, porque como pasa con todos los virus, se van debilitando”, dijo el padre de familia.

Defensor del Pueblo dudoso

El defensor del pueblo Jumaane Williams manifestó que una pandemia requiere evaluación de riesgos y la eliminación gradual de algunas medidas, mientras se regresa a una nueva normalidad, y se mostró dudoso sobre la relajación de medidas en los próximos días.

“Las decisiones de levantar las medidas de seguridad que han ayudado a proteger a los neoyorquinos en medio de nuevos las olas y las nuevas variantes deben guiarse por la ciencia, no por el calendario“, dijo Williams. “Dadas mis continuas preocupaciones sobre la eliminación de los requisitos de uso de máscaras en las escuelas antes de evaluar adecuadamente cualquier aumento en la propagación después del receso de invierno, me alivia que el Alcalde se esté tomando el tiempo para tener en cuenta este riesgo antes de seguir a la Gobernadora en el cambio de política, y lo insto a que brinde claridad”.

 

El Defensor también mencionó tener otras preocupaciones como la ventilación en las escuelas, las disparidades en las tasas de vacunación y la financiación escolar en diferentes comunidades.

La Ciudad debe abordar estos problemas para garantizar que todos los estudiantes en todos los vecindarios estén seguros“, dijo el Defensor, quien no ve con buenos ojos que todas las restricciones se eliminen al mismo tiempo, pues siente que pueden repetirse algunos errores que la Ciudad y el Estado han cometido en los últimos dos años.

Sería innecesario e imprudente eliminar rápidamente los requisitos de detección de vacunas en restaurantes y otros lugares de la ciudad simultáneamente. Eliminar múltiples capas de protección a la vez mediante la eliminación de los requisitos de máscaras y vacunas ahora agrava las complicaciones y los riesgos, especialmente con las discrepancias de vacunas existentes”, agregó el funcionario.

 

Las academias católicas y las escuelas parroquiales de la Diócesis de Brooklyn, que incluye a Queens, aseguraron que permitirán que el uso de cubrebocas sea una elección individual para el personal escolar y estudiantes. Pero, destacaron que los programas Pre-K-3 y Pre-K-4 (UPK) financiados por la Ciudad de Nueva York, deberán continuar usando máscaras, según lo exige el Departamento de Educación.

“Respetamos a todos los profesores, el personal y los padres que tienen opiniones diferentes, y entendemos la preocupación de ambos lados del problema. No se desanimará a ninguna persona, facultad, personal o estudiante a que no use una mascarilla en la escuela y seguirán siendo una estrategia de mitigación recomendada”, aseguraron en un comunicado.

El COVID en cifras en NYC

  • 1.99% es el promedio de contagios COVID de los últimos 7 días en NYC.
  • 3.59% es el promedio de contagios del último mes.
  • 582 contagios diarios en promedio de han registrado en la última semana.
  • 513 casos son casos confirmados.
  • 69 son casos probables.
  • 12 personas murieron el último día en NYC.
  • 30 hospitalizaciones diarias por COVID se han registrado en promedio.
  • 2,530 de los neoyorquinos vacunados infectados con COVID murieron, lo que equivale al 1%
  • 8,3886 neoyorquinos sin vacunar murieron de COVID.
  • 18,527 neoyorquinos vacunados han sido hospitalizados.
  • 51,343 neoyorquinos sin vacunar han sido hospitalizados.
A %d blogueros les gusta esto: