Este 2022 ‘Thanskgiving’ tiene muchos significados para inmigrantes hispanos de la Gran Manzana

Cuando la ecuatoriana Estela Blandón fue el pasado sábado al aeropuerto a esperar a su mamá le temblaban las piernas. Los minutos que transcurrieron mientras aterrizaba el avión, se le hicieron interminables. No era para menos.

Hace 20 años, siendo muy joven, esta residente de Queens emigró de su natal Manta a buscar mejores oportunidades de vida en Nueva York. Y desde ese momento, nunca había visto a su madre.

Pero lo que describe con el “corazón acelerado” como uno de los días más felices de su vida coincide con la semana del día de ‘Acción de Gracias’, una festividad que une a todas las familias estadounidenses, que ha sido adoptada por la mayoría de los inmigrantes hispanos como propia.

“Imagínate si tengo que agradecer. Después de 20 años exactamente sin abrazar a mi mamá, ahora la tengo conmigo”, contó Adela mientras compraba un pavo y verduras para la cena de este jueves con sus hijos y sus hermanos en un supermercado del vecindario de Corona.

La gran diferencia de esta celebración de 2022 para esta familia de inmigrantes, es que la mesa estará encabezada por primera vez por la señora María, quien todavía no tiene clara cuál es la emoción que siente al reunirse con sus hijos y nietos, muchos de los cuales no conocía en persona.

“Es muy emocionante. Yo siempre he sido muy agradecida con todo. Pero este año es increíble”, alcanzó a decir.

Estela quien ha trabajado muy duro como comerciante desde que llegó al país, asegura que casi desde el primer año que arribó a la Gran Manzana, le encanta el significado de ‘Thanskgiving’ como celebración.

“Siempre tenemos mucho que agradecer. Estamos vivos. Tenemos salud. Y ahora este año es grandioso, porque algo que pensaba que nunca iba ocurrir me está pasando. !Puedo abrazar a mi mamá!”.

Una fiesta que mueve fibras

La denominada ‘fiesta del pavo’ trasciende a cualquier creencia religiosa y en el calendario es la primera gran campanada de las fiestas de Navidad y Año Nuevo. Y un momento que mueve de forma muy diferentes, muchas fibras.

“Creo que quienes venimos aquí a buscar oportunidades, siempre debemos estar muy agradecidos. Y seguir con amor esta tradición. Yo recuerdo que solo una vez no tuve la emoción de preparar el pavo porque estaba enferma. De resto, es un momento muy especial para mi familia”, reiteró la ecuatoriana.

Pero el abrazo materno que recibe Estela este año y que lo extrañó por mucho tiempo, es precisamente una de las grandes añoranzas de otros inmigrantes, para quienes la travesía de alcanzar el ‘sueño americano’, en algunas oportunidades implica cruzar el complicado límite de la separación familiar y la soledad.

Por ejemplo, para la mexicana Gabina Santamaría las fiestas que están por venir no tienen en “lo personal”, ningún significado especial.

“Yo estoy aquí en este país sola con mi hija. Para mi estos días no son de celebración. Cada familia grande está en lo suyo. Para quienes vivimos prácticamente solos, más bien queremos que estos días pasen rápido”, confiesa.

En paralelo, miles de nuevos inmigrantes hispanos, recién llegados a la Gran Manzana apenas están tratando de entender esta conmemoración que une a todas las culturas y creencias que coexisten en este país.

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: