Instan a habitantes de Queens a dejar el estigma y aprovechar programas gratuitos de apoyo de salud mental

Hablar de salud mental y reconocer que se tiene alguna condición, como ansiedad, depresión, bipolaridad, o ideas suicidas, ha sido un tabú dentro de la comunidad latina, y al mismo tiempo uno de los grandes obstáculos que impide que quienes necesitan ayuda para poder lidiar mejor con sus vidas, la busquen. Y en el condado de Queens, donde viven casi 2 millones y medio de personas, un 28% de ellas hispanas, ese sentir es palpable.

Así lo confiesa Marcela Martínez, de 37 años, quien admite haber pasado muchos años sumida en una profunda depresión que acabó con su familia y casi acaba con ella, hasta que por fin decidió lanzar el grito de “auxilio” y dejar a un lado el estigma de que pedir ayuda era reconocer que “estaba loca”. La colombiana dice que intentó quitarse la vida en tres ocasiones, pero tras su último acto fallido, buscó apoyo sicológico y siquiátrico, y con grupos de ayuda, aprendió a manejar su condición mental. Hoy se declara una mujer “renacida”.

“Los latinos tenemos la idea errada de creernos a veces que somos Supermanes que no podemos permitirnos ser vulnerables y reconocer que las cosas nos afectan y que se vale estar mal y se vale pedir ayuda cuando no podemos manejar ciertas cosas solos”, comenta la inmigrante, residente de Corona, quien se separó de su esposo hace cuatro años.

“Uno tiene en la cabeza la idea de que si admite una enfermedad mental es que uno está loco, o cree que la gente va a pensar que uno es un demente peligroso. Y resulta que es todo lo contrario. Si uno no pide ayuda cuando está mal, uno se vuelve un peligro para uno mismo y afecta todas las relaciones con los demás”, agregó la trabajadora de limpieza. “Por eso aprendí que hay que pedir ayuda, hay que dejar el estigma y así uno puede retomar su vida con más claridad y traquilidad. Además en esta ciudad hay muchos programas de apoyo gratis”.

Según la Encuesta de Salud Comunitaria de la Ciudad de Nueva York del 2021, suministradas por el Departamento de Salud de NYC, el 11.9% de los adultos de Queens manifestaron tener síntomas de depresión, un nivel ajustado similar al de otros condados como Staten Island, que tiene 12,8%, El Bronx: 14,7% y Brooklyn 14,2%. Asimismo, varios de los 541 suicidios que se reportaron en la Gran Manzana en el 2019, ocurrieron en Queens.

Y reconociendo que la salud mental es una preocupación grande en Nueva York, donde las cifras más recientes del Departamento de Salud de la Ciudad muestran que cada 16 horas una persona se quita la vida en la Gran Manzana, el condado de Queens, que cuenta con vecindarios de amplia presencia hispana como Corona, Jackson Heights, East Elmhurst, Woodside, Astoria y Long Island City, entre otros, está dando la pelea para que más personas reciban ayuda.

Así lo manifestó el presidente de ese condado, Donovan Richards, quien anunció que a través de 10 organizaciones comunitarias, y una inversion de $2 millones de dólares con la plataforma de terapia BetterHelp, se aumentarán los servicios gratuitos de apoyo a la salud mental de quienes viven en esa parte de Nueva York.

Cada organización, entre ellas, Elmcor Youth & Adult Activities de Corona, Glow Community Center, en Flushing, Jackson Heights Bangladeshi Business Association, en Jackson Heights, LIFE Camp, en Jamaica y Sunnyside Community Services, en Sunnyside, recibirá $175,000 en servicios de ayuda mental.

“Los últimos años han sido extremadamente difíciles para todos nosotros en Queens, y mientras trabajamos para recuperarnos de la pandemia del COVID-19 y las crisis relacionadas con la vivienda, la recesión económica, la inseguridad alimentaria, la injusticia racial y más, les digo que no tienen que luchar solos”, dijo el presidente de Queens al hacer el anuncio. “Ahora más que nunca, necesitamos apoyarnos unos a otros. No podría estar más orgulloso de asociarme con BetterHelp para brindar su experiencia y servicios de terapia muy necesarios a Queens y las organizaciones que ayudan a tantas familias todos los días”.

Alon Matas, presidente y fundador de BetterHelp, destacó la importancia de que más personas del condado puedan acceder a servicios de apoyo en la lucha contra las condiciones que afectan la salud mental.

“Nuestra misión es hacer que la terapia sea accesible para todos, y esta asociación es un gran paso en esa dirección para la comunidad de Queens”, dijo el ejecutivo.

Judy Zangwill, directora ejecutiva de la organización Sunnyside Community Services, que recibirá parte de los fondos invertidos, y que trabaja en un vecindario de amplia afluencia latina e inmigrante, aseguró estar listos para trabajar con la comunidad en este reto.

“El COVID-19 ha afectado profundamente el bienestar de la salud mental de las personas en nuestras comunidades y este es un importante paso para abordar el problema”, comentó la líder comunitaria.

Kevin Alexander, presidente de la organización Rockaway Development and Revitalization Corporation, acotó que la falta de ingresos en las comunidades más vulnerables de Queens hacen que sea más difícil que se acceda a servicios de apoyo mental y se batalle contra el tabú.

“Cuando pensamos en nuestras comunidades, en particular las comunidades de ingresos bajos a moderados que tradicionalmente se han alejado de las necesidades de salud y bienestar debido a la percepción errónea de que eres débil, cuando en realidad eres fuerte porque el primer paso suele ser el paso más difícil cuando reconociendo que necesita ayuda”, dijo Alexander. “Una y otra vez hemos visto que cuando hay una crisis, colectivamente minimizamos la necesidad de servicios de bienestar y salud mental”.

 

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: