La Ciudad de Nueva York anuncia millonario plan de transformación para Willets Point, en Queens

La comunidad de Willets Point, ubicada detrás del estadio de béisbol de los Mets, adentrada por la popular Avenida Roosevelt antes de llegar a Main Street, en Flushing, lleva casi 20 años esperando a que las autoridades municipales echen a andar un plan de rediseño de la antigua zona neoyorquina que antes estaba repleta de talleres de mecánica, en el condado de Queens.

Y este miércoles, por fin hubo destellos de luz al final del túnel, en medio de los clamores de que se promueva un plan para transformar a esa parte de la Gran Manzana, pues fue anunciado un mega proyecto que busca cambiarle la cara a ese vecindario con una millonaria inyección, que empezará este 2023.

Así lo reveló el alcalde, Eric Adams, quien explicó que la Ciudad le meterá acelerador a la construcción de
2,500 viviendas 100% asequibles (el más grande en los últimos 40 años) y beneficios a la economía de la ciudad por más de $6 mil millones de dólares, al tiempo que se crearán 16,000 empleos donde la prioridad en la asignación de esos trabajos serán los residentes del área, a quienes también se capacitará.

“Las 2,500 viviendas cubrirán siete edificios, incluido uno con 220 viviendas para personas mayores de bajos ingresos, dirigidos a ingresos más bajos que los propuestos anteriormente”, dijo la Administración local, agregando que se promoverá un programa de la Ciudad que conecta a los residentes con puestos de trabajo.

La Ciudad aseguró que la próxima fase del proyecto levantará las primeras 1,100 viviendas asequibles, una nueva escuela pública independiente con 650 cupos y nuevos espacios públicos abiertos, al tiempo que informó que se han realizado labores para arreglar suelo contaminado que había en Willets Point.

Asimismo, el alcalde destacó que finalmente el fútbol tendrá su primer estadio propio en la Gran Manzana, con la construcción de un coliseo de los New York City Football Club (NYCFC), que surge de una asociación público-privada.

La Administración Adams explicó que la visión para transformar a Willets Point está fundamentada en “reconstruir, renovar y reinventar”, pues utilizará parte de la infraestructura ya existente, al tiempo que promoverán inversiones para “el desarrollo comunitario equitativo” y la creación de oportunidades de vivienda.

Dentro del plan de rediseño de Willets Point, también habrá 80,000 pies cuadrados de espacio público abierto, un hotel de 250 habitaciones y tiendas minoristas en la comunidad.

Además de empujar la transformación de Willets Point junto a los campeones de la Major League Soccer (MLS) del 2021, al proyecto de cambiarle la cara a esa parte de Queens se sumará el Queens Development Group (QDG) y Sterling Equities.

“Este plan histórico brindará una importante oportunidad económica a largo plazo a una comunidad que ha estado desatendida durante mucho tiempo. Se espera que todo el proyecto genere un impacto económico de $6,100 millones durante los próximos 30 años, creando 1,550 puestos de trabajo permanentes y 14,200 puestos de trabajo en la construcción“, aseguró la Administración Adams en un comunicado.

La Administración Municipal agregó que con la creación del primer estadio de fútbol en Nueva York, Willets Point se convertirá en el principal centro deportivo de la Gran Manzana, pues en el área quedan también el Citi Field de los Mets y el Centro Nacional de Tenis Billie Jean King.

“Hoy es un día feliz no solo para Queens sino también para la ciudad de Nueva York, ya que anunciamos uno de los proyectos de desarrollo más ambiciosos de esta generación. La transformación del distrito de Willets Point en un nuevo vecindario próspero, centrado en 2,500 unidades de vivienda asequible y un estadio de fútbol financiado con fondos privados, es una inversión generacional en el distrito del mundo que generará un impacto económico de más de $6 mil millones y casi 16 000 empleos”, aseguró el presidente y director ejecutivo de la Corporación de Desarrollo Económico de la Ciudad de Nueva York (NYCEDC), Andrew Kimball.

Kyle Bragg, presidente de la unión sindical 32BJ, aseguró que el proyecto en Willets Point es un paso hacia mejores opciones y condiciones para los neoyorquinos y una baraja de más trabajos.

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: