Madre e hijas saltaron desde hogar en llamas: angustia y milagro en Nueva York

Una madre y sus dos hijas menores de edad se vieron obligadas a saltar por la ventana para salvar sus vidas ayer cuando estalló un incendio en El Bronx que dejó varios heridos, incluidos cuatro bomberos, y personas sin hogar.

El fuego comenzó alrededor de las 4:30 p.m. en una casa de tres familias ubicada en 746 Manida Street, vecindario Hunts Point. “Las llamas salían por las ventanas y eran muy, muy intensas”, dijo a ABC News la testigo Mitzi González.

“Las llamas salían por las ventanas y eran muy, muy intensas”

Mitzi González, testigo del incendio
La madre y una hija que fueron ayudadas a salir por la ventana del tercer piso todavía estaban en el hospital anoche recuperándose de heridas leves. Sus nombres no fueron divulgados.

Otros miembros de esa familia de ocho dijeron que estaban preparando comida para el “Día de Acción de Gracias” cuando estalló el incendio en el apartamento debajo del suyo. Los vecinos que agarraron los extintores no podían creer lo rápido que se propagó.

El daño fue devastador, pero milagrosamente nadie falleció. Seis personas en total, incluidos cuatro bomberos, fueron tratados por heridas leves. “Es inusual tener ese fuego intenso a esta hora del día. Por lo tanto, estamos investigando la causa”, afirmó el subdirector del FDNY, Brian Shovlin.

Ashanta Smith fue uno de varios hombres, incluido un cartero, que estaban trabajando cerca cuando vieron el humo y las llamas que salían de la casa y corrieron con extintores para ayudar.

Casi todos los que estaban adentro lograron salir por la puerta principal, pero cuando una mujer y sus hijas de 16 y 8 años, que aún estaban atrapadas adentro, se quedaron sin opciones.

“Veo a una niña pequeña saliendo por la ventana. Dije ‘salta’. Fui, me subí a la cerca y le dije que me saltara encima. La agarré, la bajé”, dijo Gilbert Valley, quien tiene una bodega en la esquina.

Él y su hijo estaban decididos a asegurarse de que hasta la última persona saliera a salvo. “Dudaban en saltar, pero con el ánimo y sabiendo que su vida estaba en juego, sabían que tenían que hacer lo que tenían que hacer y saltar”, dijo Tyler Valley.

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: