Mujer asiática de 61 años muere tres meses después de haber sido apedreada en Queens

Una mujer de origen asiático que fue golpeada en la cabeza con una piedra en Queens murió a causa de sus heridas tres meses después de haber sido atacada, informaron las autoridades este lunes.

GuiYing Ma, de 61 años, murió el pasado martes en el Hospital Elmhurst por las heridas en la cabeza sufridas durante el ataque del 26 de noviembre en North Corona.

Instantes previos al trágico episodio, Ma se encontraba barriendo la acera frente a su residencia, cuando un hombre identificado como Elisual Pérez, de 33 años, se acercó a la mujer y tuvieron una discusión, aunque se desconoce qué provocó la disputa, indicaron registros judiciales.

 

Pérez presuntamente golpeó la parte posterior de la cabeza de Ma con una piedra grande que había recogido del suelo, haciéndole perder el conocimiento, lo que provocó que tuviese que ser trasladada de emergencia para ser tratada por una fractura de cráneo derecho, fracturas faciales y hemorragia interna en el cerebro.

Señalaron los registros que en el video de vigilancia que obtuvo la policía, se mostró que Pérez golpeó a la mujer con la piedra, y la hizo caer. También se le ve arrojándole el objeto mientras permanecía en el suelo.

“El acusado declaró en suma y sustancia: ‘la golpeé en la cabeza con una piedra’”, apuntan los registros como parte de la confesión del sospechoso.

Pérez fue arrestado en el lugar y enfrenta cargos de asalto; sin embargo, ante el fallecimiento de Ma, los cargos podrían cambiar, informaron las autoridades.

“Estamos revisando los últimos desarrollos en esta tragedia y agregaremos o actualizaremos cualquier cargo apropiado respaldado por la evidencia”, informó la Oficina del Fiscal de Distrito de Queens. “Mientras tanto, en nombre de la Fiscalía, expresamos nuestras condolencias a la familia”.

Aunque en principio este incidente fue denunciado ante la Fuerza de Tarea de Delitos de Odio de la Policía de Nueva York, no se pudo determinar si la agresión se trató de un delito de prejuicio.

Los familiares abrieron una cuenta GoFundMe para sus gastos, y han llegado a recaudar $187,520 dólares, según el portal web.

Antes del fatal desenlace, los allegados de Ma, pensaron que su estado de salud estaba progresando, apuntó su arrendador, Yihung Hsieh, a New York Post.

“Le dijimos que se pusiera la mano en la barriga y lo hizo. Le dijimos que usara su pulgar derecho para decir ‘ok’, y ella lo hizo. Antes del martes, todo eran buenas noticias”, lamentó Hsieh

A %d blogueros les gusta esto: