Ordenan más recortes masivos en presupuesto de Nueva York: seria crisis fiscal por sindicatos, inflación y llegada masiva de inmigrantes

Vienen más recortes en el presupuesto de Nueva York ordenados por el propio alcalde demócrata Eric Adams, en medio de preocupaciones de que la salud fiscal de la ciudad está a punto de empeorar en los próximos años.

La orden, que marca la tercera iniciativa de austeridad de Adams desde que asumió el cargo hace 10 meses y medio, se detalló en una carta enviada por su director de presupuesto, Jacques Jiha, a los comisionados de todas las agencias de la ciudad, informó Daily News.

El ímpetu de los recortes, escribió Jiha, es el hecho de que el gobierno de la ciudad se enfrenta a un déficit presupuestario de $2,900 millones de dólares el próximo año fiscal que, según las proyecciones, podría crecer hasta $6,000 millones para 2026.

Para empezar, la mitad de todos los puestos del gobierno de la ciudad que estaban vacíos a partir del 31 de octubre serán eliminados permanentemente de la plantilla, lo que significa que no podrán ser ocupados con nuevos trabajadores, escribió Jiha en la carta, cuya copia fue informada por primera vez por Politico.

“Enfrentamos grandes desafíos fiscales y económicos en los próximos meses y años”

Jacques Jiha, director de presupuesto alcaldía NYC
En segundo lugar, Jiha dijo que el Ayuntamiento no asignará fondos para iniciativas de nuevas agencias. Más bien, las actuales tendrán que usar los recursos existentes para financiar nuevas iniciativas, todas las cuales también deben “alinearse con la visión y las prioridades del alcalde”.

Jiha argumentó que los déficits podrían verse exacerbados por el hecho de que la administración está a punto de renegociar los contratos laborales con casi todos los sindicatos del sector público, mientras que la ciudad no ha recibido garantías de que el gobierno federal ayudará a cubrir los gastos asociados con la crisis migratoria local, que se proyecta costará hasta $1 mil millones de dólares sólo este año fiscal.

Jiha destacó que había que agregar la inflación en espiral, caídas en los mercados financieros y costos crecientes de atención médica y energía. “Enfrentamos grandes desafíos fiscales y económicos en los próximos meses y años”, escribió.

El presupuesto de la ciudad de Nueva York para 2023 ha aumentado a $104 mil millones de dólares, un incremento de $3 mil millones en comparación con el plan de gastos que el alcalde Adams y el Concejo Municipal acordaron a principios de este año. El plan fiscal revisado, que se describió la semana pasada en los documentos de modificación del presupuesto, “se mantiene equilibrado con el último crecimiento proveniente de los fondos federales que se han recibido desde julio, cuando se adoptó el presupuesto original de la ciudad para 2023”.

No quedó claro de inmediato cuánto se asignará en ahorros presupuestarios de la directiva para que las agencias autofinancien nuevas iniciativas. Se espera que la orden de reducción de personal detallada por Jiha le ahorre a la ciudad $350 millones de dólares al año, dijo un portavoz no identificado de Adams.

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: