Tormenta invernal cubrió partes del noreste de Estados Unidos; se espera más nieve este martes

Una feroz tormenta invernal ha azotado los estados del noreste y del Atlántico medio de Estados Unidos. Ha provocado declaraciones de emergencia, cubierto vecindarios bajo varios centímetros de nieve y obligado al cierre de los sitios de vacunación mientras las autoridades instan a los residentes a prepararse para un clima más peligroso el martes.

Partes del norte de Nueva Jersey han visto más de 60 cms de nieve, con el total más alto registrado en Mendham, Nueva Jersey, que recibió la asombrosa cifra de 76 centímetros, según el Servicio Meteorológico Nacional.

Y más de 30 cms de nieve han cubierto áreas en Connecticut, Maryland, Nueva York y Pensilvania.

El Central Park de la ciudad de Nueva York estaba cubierto por más de 38 centímetros de nieve el lunes por la noche, poniendo a la tormenta entre las 20 principales tormentas de nieve en la historia registrada de la ciudad.

«Esta tormenta invernal ya está produciendo grandes cantidades de nieve y creando condiciones de viaje peligrosas y se espera que continúe hasta mañana», dijo el lunes el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, en un comunicado.

Otros 5 a 10 cms de nieve son posibles en el noreste el martes, mientras que la peor nevada será en Maine, donde gran parte del estado podría ver más de 30 cms de nieve, y algunas áreas podrían ver hasta 60 cms.

Pero no solo las fuertes nevadas y las condiciones de ventisca preocupan a los funcionarios. Hay alertas de inundaciones costeras, que incluyen alertas, advertencias y avisos, desde Maine hasta las costas del sur de Delaware, que cubren a más de 22 millones de estadounidenses.

La oficina del gobernador de Nueva York advirtió el lunes que los vecindarios a lo largo de la costa podrían experimentar «múltiples rondas de inundaciones, especialmente durante las mareas altas».

Se reportaron inundaciones de leves a moderadas en la costa de la región la madrugada del martes, lo suficiente como para inundar sótanos, carreteras y causar daños estructurales menores, según el meteorólogo de CNN Michael Guy. Los niveles de agua están actualmente entre 60 cms y 1,2 metros por encima de lo normal, dijo Guy.

Mientras tanto, los puntos de vacunación en Nueva York estaban cerrados el lunes debido a la tormenta y al menos cinco puntos de vacunación estatales estarán cerrados este martes, dijo el gobernador.

«Por la seguridad tanto de los trabajadores como de las personas programadas para recibir una vacuna, pospondremos las citas para mañana en varios puntos de vacunación que están siendo afectados por esta tormenta», dijo Cuomo en un comunicado. «Para ser claros, nadie pierde la cita, todas serán reprogramadas cuando las condiciones sean más seguras».

En Nueva Jersey, todavía en estado de emergencia, el gobernador Phil Murphy anunció que las oficinas estatales y los seis mega sitios de vacunas del estado permanecerán cerrados el martes como resultado de las condiciones climáticas.

«Se espera que las fuertes nevadas, las inundaciones costeras y los fuertes vientos continúen en todo el estado desde hoy hasta mañana», dijo Murphy el lunes. «Insto a todos nuestros residentes a que sigan las pautas relacionadas con el clima y se mantengan alejados de las carreteras para permitir el acceso de trabajadores esenciales y personal de emergencia».

Mientras la tormenta azotaba Connecticut el lunes, las autoridades de Stamford anunciaron que rescataron a dos personas de una camioneta que fue golpeada por fuertes vientos, nieve y una fuerte marea que hizo que el vehículo se llenara de agua.

El lunes por la tarde, los bomberos encontraron el vehículo parcialmente sumergido y flotando a 12 metros de la orilla, dijo el Departamento de Bomberos de Stamford en un comunicado de prensa. Una mujer estaba parada a un lado del vehículo gritando que un hombre estaba atrapado dentro, dijo el departamento.

Los bomberos nadaron hasta el vehículo y pudieron sacar a la mujer con la ayuda de una escalera aérea, mientras trabajaban para rescatar al hombre, ya que la camioneta «se sumergió rápidamente por completo en el agua», dijo el departamento en su comunicado de prensa.

«Un bombero mantuvo el agarre físico del brazo del hombre y pudo tirar de él a través de la pequeña ventana después de que la camioneta estuvo completamente bajo el agua», dijo el departamento. «Una vez que estuvo libre, los bomberos colocaron al hombre en la escalera de la torre y ambos ocupantes fueron llevados a la costa».

El hombre fue luego transportado al hospital, dijeron las autoridades.

A %d blogueros les gusta esto: