Trabajadores de atención domiciliaria de NY logran ligero aumento salarial, ahora pelean para que llegue a sus bolsillos

Este 1 de octubre entró en vigencia un aumento salarial que suma $2 por hora a los ingresos de los trabajadores de atención domiciliaria, pero además de esta “simbólica conquista”, el reto es ahora que las compañías de seguros privadas, que reciben fondos millonarios del estado de Nueva York, desembolsen el pago justo, especialmente a las pequeñas agencias que prestan este servicio.

De acuerdo con las denuncias, las corporaciones aseguradoras, apenas están adicionando 20 centavos por hora. Esto significa que se quedan con más del 80% de los aumentos aprobados este año.

 A este ritmo, las compañías de seguros podrían embolsarse más de $200 millones que estaba destinado a los trabajadores, estimaron en un comunicado varias organizaciones y legisladores estatales.

“El aumento de $2 no se acerca a la cantidad que sabemos que se necesita para poner fin a la peligrosa escasez de atención domiciliaria del estado: 150 % del salario mínimo”, reclamó Ilana Berger, codirectora de New York Caring Majority (NYCM)

“Necesitamos urgentemente una acción enérgica por parte del Departamento de Salud del Estado de Nueva York, para garantizar que este aumento realmente llegue a los bolsillos de estos trabajadores”, exigió este jueves en una protesta virtual el asambleísta Richard Gottfried, patrocinador principal de la Ley Pago Justo para Trabajadores domiciliarios.

Los peores pagados

En esta misma dirección, el senador estatal Gustavo Rivera reconoció que esta alza salarial es apenas un “pequeño reconocimiento”, ahora le preocupa aún más que este “ajuste simbólico” no está llegando de forma eficiente a las agencias que ofrecen servicios a ancianos y discapacitados.

Un informe de NYCM destaca que los asistentes de atención domiciliaria se encuentran entre los trabajadores peor pagados del estado. El 50% depende de los beneficios públicos para cuidar a sus propias familias.

Pero hay otros análisis que describen a este sector: Un informe de la Asociación de Atención Domiciliaria de Nueva York encontró que el 25% de familias de pacientes informaron que no podían encontrar asistentes de atención médica en el hogar.

En efecto, una encuesta publicada en 2021 por la Asociación de Cuidado Personal Dirigida por el Consumidor del Estado de Nueva York encontró que siete de cada 10 familias que necesitan estos servicios, reportaron que sus asistentes de salud en el hogar, abandonaron este sector debido a los bajos salarios. En muchos casos, aceptan trabajos de comida rápida mejor pagados.

Este anteproyecto de ley establecería el salario base para los asistentes de salud en el hogar en un 150% más del salario mínimo local, lo que permitiría a los trabajadores obtener al menos $35,000 al año.

Actualmente, muchos en la industria ganan tan solo $21,300 al año, trabajando extensas horas.

Los bajos salarios, más aún en los últimos meses, definidos por una alta tasa de inflación, dificultan la retención de estos trabajadores, ya que de acuerdo a los balances, empleos menos exigentes en cadenas de comida rápida ofrecen más dinero.

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: