Esperanza Diaria

Teníamos una deuda porque no cumplimos las leyes de Dios. La cuenta de cobro tenía todos los cargos contra nosotros, pero Dios nos perdonó la deuda y clavó la cuenta en la cruz”. Colosenses 2:14 (PDT)

Tú y yo nos equivocamos de vez en cuando. No tenemos que vivir con culpa, pero tenemos que vivir con nuestros errores.

La Biblia nunca oculta esta verdad. Es dolorosamente honesta sobre los fracasos de sus héroes. Dios salvó al mundo del diluvio a través de un hombre llamado Noé, que luego se emborrachó, se desnudó y lo arruinó todo. Moisés condujo a los hijos de Israel a través del Mar Rojo y hacia la libertad, pero su ira le impidió entrar en la Tierra Prometida. El rey David era un hombre conforme al corazón de Dios, pero también tuvo una aventura y asesinó al marido de la mujer para no ser descubierto.

Dios es consciente de nuestra fragilidad. Si sólo utilizara personas perfectas, la Biblia sería un libro bastante corto. Pero, Dios tiene una solución para nuestros fracasos: la Gracia.

La Biblia dice, “Teníamos una deuda porque no cumplimos las leyes de Dios. La cuenta de cobro tenía todos los cargos contra nosotros, pero Dios nos perdonó la deuda y clavó la cuenta en la cruz” Colosenses 2:14 (PDT).

De hecho, si observas todos esos fracasos en la Biblia, obtienes una imagen clara. Al igual que esos héroes de la Biblia, tú y yo somos trofeos de la gracia de Dios. Tu principal testimonio al mundo que te rodea no son todas las grandes cosas que haces para Dios. Es cómo manejas los errores que has cometido. ¿Te lamentas o te deleitas en la gracia de Dios?

Las personas quieren conocer a un Dios que convierta los fracasos en triunfos. Las personas quieren conocer a un Dios que pueda transformar la vida de las personas destrozadas.

Lo sublime, lo extraordinario de la gracia de Dios no es sólo su poder para perdonar. También es la fuerza que nos da cuando volvemos a empezar.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Qué significa para la vida cristiana ser libre de culpa, pero no libre de errores?
  • ¿Cómo has visto a Dios usar un fracaso tuyo para mostrar al mundo su fuerza y poder?
  • Nombra algunas otras historias de trofeos de gracia dentro de la Biblia. ¿Por qué esas historias son especiales para ti?

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: