ESPERANZA DIARIA

“Por lo tanto, ya que estamos rodeados por una enorme multitud de testigos de la vida de fe, quitémonos todo peso que nos impida correr, especialmente el pecado que tan fácilmente nos hace tropezar. Y corramos con perseverancia la carrera que Dios nos ha puesto por delante”. Hebreos 12:1 (NTV)

La ventaja de jugar como local puede significar todo en los deportes. Los equipos que juegan en “casa” suelen tener un historial mucho mejor que los que juegan como visitantes. Cuando un equipo tiene gente que le anima, a menudo puede superar su capacidad.

La Biblia dice que tú también tienes una audiencia que te anima. Hebreos 12:1 dice: “Por lo tanto, ya que estamos rodeados por una enorme multitud de testigos de la vida de fe, quitémonos todo peso que nos impida correr, especialmente el pecado que tan fácilmente nos hace tropezar. Y corramos con perseverancia la carrera que Dios nos ha puesto por delante” (NTV).

Nada de lo que haces es privado. Tienes una audiencia. El Cielo está mirando. Pero eso no debe asustarte. Debería animarte, porque significa que tienes una audiencia entusiasta. La Biblia dice que todos en el Cielo te están motivando.

Probablemente te das cuenta de que Dios lo sabe todo. La Biblia dice: “Los ojos del Señor recorren toda la tierra para fortalecer a los que tienen el corazón totalmente comprometido con él” 2 Crónicas 16:9 (NTV). El Señor no se pierde nada. Él conoce tus altibajos, cada pensamiento que tienes, cada preocupación, cada victoria, todo.

Pero también estás rodeado de “una gran multitud de testigos de la vida de fe”. Moisés te está mirando. Abraham te está mirando. Cada creyente que haya vivido está en las gradas observándote vivir tu fe.

Y te animan. Cuando tienes temor, te animan a ser valiente. Cuando quieres rendirte, te animan a seguir adelante. Cuando te sientes insignificante y olvidado, están a tu lado.

Todos, en algún momento, sienten que nadie cree en ellos, que parece que no pueden obtener un descanso o hacer algo bien. Cuando te sientas así, recuerda que nunca estás solo. Tu escuadrón celestial cree que puedes hacer cosas difíciles con la ayuda de Dios.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Cuáles son las cosas que crees que podrías hacer si realmente crees que hay una gran multitud animándote?
  • Dios sabe todo sobre ti. ¿Eso te asusta o te anima? ¿Por qué?
  • ¿Quiénes son las personas fieles en tu vida que han ido antes que tú y podrían ser parte de tu escuadrón celestial?

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: