Esperanza Diaria

“Fijémonos entonces que nos rodean muchísimas personas que demostraron su fe. Corramos sin fallar la carrera que tenemos por delante. Quitemos de nuestra vida cualquier cosa que nos impida avanzar, especialmente el pecado que nos hace caer tan fácilmente”. Hebreos 12:1 (PDT)

La palabra más importante que debes recordar para tu viaje espiritual puede ser sorprendente: “no”.

Tu jornada de fe es larga. Demasiadas personas comienzan bien en su viaje espiritual, pero se agotan antes del final. Dios quiere que llegues hasta el final.

Tienes un maratón por delante y no puedes correr el maratón con una pesa en tus manos. A menudo, la gente abandona su viaje de fe temprano porque todo lo que llevan consigo los desgasta.

Tenemos que eliminar el desorden.

Un crucero puede llegar bastante rápido en medio del agua. Si le añades cien botes salvavidas, se volverá lento.

Si conectamos una batería a una bombilla, durará mucho tiempo. Conéctala a 15 y se descargará rápidamente. Conéctala a 100 y se descargará aún más rápido.

Eso es lo que nos sucede cuando intentamos hacer demasiado. Necesitamos aprender a decir “no” a algunas cosas que son buenas porque nos impiden hacer nuestro mejor esfuerzo.

Hebreos 12:1 dice: “Quitemos de nuestra vida cualquier cosa que nos impida avanzar” (PDT).

Las pesas no son malas. No son pecaminosas. Sólo son innecesarias. Puede ser un trabajo, una relación, o un pasatiempo. Es algo que te frena de lo que Dios quiere de tu vida. Y no vale la pena.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Cuáles son las pesas que te están frenando? ¿Cuáles son las cosas buenas que estás haciendo que pudieran alejarte de lo mejor que Dios tiene para ti?
  • ¿Por qué crees que nos sentimos tan presionados a decir “sí” a todo lo que se nos presente?
  • Intenta decir “no” a una cosa esta semana que normalmente estarías de acuerdo. ¿Qué diferencia hace?

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: