Laboratorio Moderna pedirá ayuda a EU y UE para uso vacuna

NUEVA YORK.- El laboratorio estadounidense Moderna anunció que pedirá este lunes a las agencias reguladoras de Estados Unidos y la Unión Europea una aprobación para el uso de emergencia de su vacuna para COVID-19.

Moderna dio el paso tras concluir hace unos días la última etapa de un estudio que reflejó que su vacuna tiene una efectividad del 94,1%, sin preocupaciones serias de seguridad.

Según la firma farmacéutica, la vacuna tuvo un éxito del 100% en la prevención de casos graves.

El presidente médico de Moderna, Ral Zaks, expresó en una entrevista telefónica su confianza en que la vacuna tiene gran eficacia. “Ahora tenemos los datos que lo demuestran”, informó la agencia Reuters, citando a Zaks.

Moderna dijo que la efectividad de su vacuna y un buen récord de seguridad hasta el momento significan que cumple con los requisitos de la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) para uso de emergencia antes de completar la etapa final de ensayos.

La Agencia de Medicinas Europea, el equivalente de la FDA en Europa, ha indicado también que pudiera estar dispuesta a aprobar una vacuna de emergencia.

Será la segunda vacuna para COVID-19 que llega a los reguladores para una autorización de emergencia. El laboratorio Pfizer presentó su solicitud ante la FDA el pasado 20 de noviembre y tiene una reunión con el comité de asesoría de esa entidad el 10 de diciembre.

Múltiples vacunas están en diferentes estados de pruebas en todo el mundo, pero las de Pfizer y Moderna son las primeras que llegan a las agencias reguladoras en un momento en que la pandemia de coronavirus arrecia en Estados Unidos y Europa.

El Dr. Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas de EE.UU, dijo este fin de semana que el suministro inicial de vacunas podría estar disponible para mediados de diciembre.

Sin embargo, Fauci y otros expertos afirman que la población debe seguir tomando precauciones para evitar el contagio.

El almirante Brett Giroir, jefe de pruebas de virus de la Casa Blanca, advirtió que “el pueblo estadounidense tiene que hacer lo correcto hasta que la vacuna se distribuya ampliamente”.

Giroir dijo que cree que habrá una «transición profesional y fluida» en el manejo de la distribución de vacunas desde la administración del presidente saliente Donald Trump a la del presidente electo Joe Biden cuando está previsto que asuma el cargo el 20 de enero.