Acusan al presidente de la SCJ de malversar 6 mil millones

Santo Domingo.-Las exigencias al Poder Judicial para que sean reabiertos los tribunales ponen en una condición desfavorable al presidente de la Suprema Corte de Justicia, Luis Henry Molina, quien ha sido acusado por el Colegio de Abogados de cometer faltas graves por el manejo de seis mil millones de manera discrecional.

Ayer, una comisión del gremio de los profesionales del Derecho, encabezado por su presidente, Miguel Surún Hernández, el Colegio de Abogados de la República Dominicana (CARD), depositó ante la secretaría del Consejo Nacional de la Magistratura, las pruebas de las acusaciones por faltas graves en las que aseguran del manejo de los seis mil millones y de remover de manera ilegal a registradores de títulos y personal administrativo, en violación al artículo 181 de la Carta Magna.

Una comisión encabezada por el presidente del CARD, Miguel Surún Hernández, depositó la instancia con los elementos probatorios que certifican las irregularidades en las que alegan incurre el presidente del alto organismo judicial.

Surún Hernández manifestó que es propicio el momento en que se reúne el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), para solicitar a ese organismo proceder a la destitución inmediata de Molina por supuesta faltas graves en el desempeño de sus funciones.

Los abogados llevan tiempo reclamando la reapertura de los tribunales por lo difícil que es para mucho llevar audiencias virtuales.

Recientemente el vicepresidente de la SCJ, Manuel Herrera Carbuccia, pidió reabrir los tribunales para que puedan emitir certificaciones, expedir sentencias, fijar audiencia y todas las funciones que le confiere la ley, y alertó que si el Consejo del Poder Judicial aplica el silencio administrativo, acudirá ante el Tribunal Constitucional.

Sin aplicación

— Sentencia del TSA
A principios de octubre una sentencia del Tribunal Superior Administrativo ordenó al Consejo del Poder Judicial reabrir los tribunales.

Molina pidió a los abogados que lo dejen trabajar para optimizar los servicios.