CORAASAN HIZO SU TAREA

por José García

Un equipo de prensa de El CorreoRD realizó un sondeo por varios puntos del municipio de Santiago para obtener la percepción de la ciudadanía en torno a la calidad del servicio que ofrece la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago (Coraasan).

En virtud de la denominada exposición de logros en los primeros cien días de la joven gestión, que encabeza el Ing. Andrés Burgos en esa corporación acuífera, quisimos ir más allá de los números y las frías letras.

Dividimos los segmentos de opinión en cuatro grupos. ellos son: Amas de casas, empresarios y/o comerciantes, usuarios diversos (motoconchos, choferes, pasajeros), y empleados de la institución.

las cuestionantes giraron en torno a calidad del servicio, su frecuencia o interrupción, corrección de averías, comparación de la dirección pasada y la presente.

Por el alto porcentaje de las respuestas que aprueban positivamente la actual gestión del Ing. Burgos y partiendo de lo expuesto por el mismo, en las memorias de sus primeros cien días, sólo atinamos a preguntarnos qué carajo era lo que hacía el pasado director. Basta razonar que es el mismo personal, los mismos equipos las mismas funciones.

Si se nos permite usar una jerga acuífera, no cabe dudas que estamos frente a un tsunami que está cambiando sustancialmente la imagen de la más importante institución de servicio de la provincia Santiago.

Iniciemos por observar la puesta en operación del acueducto La Canela,  la corrección de averías en una tubería de 36 pulgadas en La Fuente y en la línea de uno de los tanques de Tierra Alta; la instalación de válvulas y realización de empalmes en la avenida Estrella Sadhalá y la av. Tamboril, en Cienfuegos, haciéndose más que evidente la mejoría que estos trabajos han significado para el servicio en sentido general.

Alta gerencia

Los primeros cien días le alcanzaron además al Ing. Burgos para demostrar su capacidad gerencial gestionando un fondo de 10 millones de dólares con la Agencia Francesa para el Desarrollo para rehabilitar la planta de tratamiento Noriega I, del Acueducto Cibao Central y culminar los trabajos en la estación de bombeo de la toma de López.

Motorizó esfuerzos para concretar una Cooperación Técnica con la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID), por un monto de quinientos ochenta y cuatro mil euros, para el acueducto rural de Pedro García y un segundo proyecto con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que superará los 125 millones de dólares. Y con una inversión de cuatro millones de dólares que restaban para la culminación del acueducto Cienfuegos, la gestión actual de Coraasan acelera los procesos para que este opere a toda capacidad.

La reducción general de gastos, comparando los meses julio-agosto contra septiembre-octubre, de RD$ 30 000 000.00, entre alquileres y arrendamientos de vehículos, donaciones, contribuciones, combustibles y otros, es indudablemente otro logro a resaltar de esta joven administración.

Se hace irrebatiblemente notorio que el Ingeniero Andrés Burgos y el equipo que le acompaña en la dirección de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago (Coraasan) está interpretando la política trazada por el presidente Luís Abinader de que a cada ciudadano le pueda llegar agua potable con calidad y en abundancia y seguir recolectando y tratando las aguas residuales.