El acuerdo pone a las familias en una situación "inhumana"

El regreso de los rehenes podría levantar los ánimos en Israel, donde la difícil situación de los cautivos ha conmovido al país. Las ondas están llenas de entrevistas con familiares de los rehenes, entre los que hay bebés y niños pequeños, mujeres y niños, y personas de más de 80 años con problemas de salud.

Las familias se han convertido en una fuerza poderosa en Israel, organizando manifestaciones y presionando al Gobierno de Netanyahu para que devuelva a casa a sus seres queridos. Pero también podrían verse divididos cuando algunos rehenes sean liberados y otros permanezcan en Gaza. Es probable que los soldados sean los últimos en ser liberados, y sus familias podrían presionar al gobierno para que prorrogue la tregua hasta que regresen a casa.

Ofri Bibas Levy, cuyo hermano, cuñada y dos sobrinos -de 4 y 10 meses- se encuentran entre los cautivos, afirmó que el acuerdo pone a las familias en una situación "inhumana". No se espera que su hermano, de 34 años, forme parte de los primeros grupos liberados.

"¿Quién será liberado, quién no? ¿Liberarán a los niños? ¿Serán liberados con sus madres o no?", declaró a The Associated Press antes de que se anunciara el acuerdo. "Pase lo que pase, seguirá habiendo familias que seguirán preocupadas, tristes y enfadadas".

×

Hello!

Click one of our contacts below to chat on WhatsApp

× How can I help you?