En estado delicado venezolano bebió alcohol adulterado

Es de pronóstico reservado el estado del joven venezolano que se intoxicó con una bebida alcohólica adulterada durante una excursión a la isla Saona, en República Dominicana.

Armando Medina, el afectado, viajó el 30 de octubre a la isla con la empresa Ata Excursiones, que presuntamente suministró las bebidas. “Probamos la bebida y no nos gustó; pero Armando siguió ingiriendo alcohol desde las 10:00 am hasta las 6:00 pm”, indicó Eliezer Ruiz, amigo de Medina.

“Al día siguiente Armando despertó con malestares. Pensamos que era una resaca; sin embargo, el 2 de noviembre tuvo que ser ingresado en el Centro Médico Elohim, del Distrito Nacional, donde convulsionó”, manifestó Ruiz a Elnacional.com.

En tanto, Ainhoa Garate, esposa de Medina, dijo a El Nuevo Diario que se encuentran en el país residiendo con amigos hasta enero, fecha en la que tenían pensando retornar a España.

Agregó que en la excursión todo estuvo normal, aunque indicó que supuestamente no les ofrecieron equipos de protección durante el viaje.

Acotó que la bebida que tomó su esposo y algunas amistades tenía una etiqueta que decía “ron dominicano”.

La joven afirmó que Medina permaneció dos semanas en estado de coma y hasta el 1 de diciembre solo movía un brazo, respiraba por un agujero en la tráquea y era alimentado por sonda nasogástrica.

Tras el hecho, familiares del joven se pusieron en contacto con la empresa, a través del Ministerio de Turismo, y esta se habría comprometido a hacerse responsable por lo ocurrido.

Sin embargo, “no logramos a un acuerdo para que se hagan responsable de sus gastos médicos”.

La joven indicó que su abogado no ha logrado contactarse nuevamente con la empresa. Añadió que la agencia no les dio explicación sobre la procedencia de las bebidas.

Orden de cierre

El Ministerio de Salud Pública ordenó el cierre de la agencia turística Ata Excursiones por suministrarle alcohol adulterado a sus clientes, en respuesta a la denuncia presentada por el caso de Medina, reseñó el Diario Libre.

El doctor Wadys Casado, epidemiólogo a cargo de la Dirección General de Medicamentos, Alimentos y Productos Sanitarios, investigó el caso.

Casado manifestó que en las averiguaciones técnicocientíficas se comprobó que el daño que tiene el paciente fue por consumo de metanol (alcohol adulterado), por lo cual el Ministerio de Salud Pública ordenó el cierre de la empresa.