Estrategia de Economía impacta de forma positiva y contrarresta el COVID-19

La Viceministra de Cooperación Internacional, del Ministerio de Economía, Planificación  y Desarrollo, y Ordenadora Nacional de los Fondos Europeos para el Desarrollo, Olaya Dotel Caraballo, evaluó las acciones solidarias realizadas en América Latina y el Caribe, en el contexto de la sindemia COVID 19 durante los cónclaves virtuales del SELA y el CISS.

Dotel resaltó que el Gobierno dominicano ha adoptado medidas en los distintos ámbitos para mitigar los efectos de la crisis y que estos esfuerzos han contado con el apoyo de la cooperación internacional, puesto que a través de este viceministerio de Cooperación Internacional se registran unas 153 donaciones, principalmente en forma de especie de equipos de protección personal, asistencia técnica, equipamiento médico y material de laboratorio, donaciones destinaron primordialmente al sector salud.

Durante la “XXXI Reunión de Directores de Cooperación América Latina y el Caribe: Unidad y Solidaridad frente a la Pandemia”, organizada por la Secretaría Permanente del Sistema Económico Latinoamericano y del Caribe (SELA) y la Conferencia Interamericana de Seguridad Social (CISS), la viceministra reveló que de las 164 iniciativas de cooperación registradas a través el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, se ha logrado hasta la fecha la reorientación de 103.8 millones de pesos dominicanos, captados principalmente por el sector salud.

Además, precisó que el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, entidad gestora de la cooperación internacional no reembolsable en el país, a través del viceministerio de Cooperación Internacional, puso en marcha una estrategia de captación de cooperación, con el objetivo de articular las necesidades nacionales con la disponibilidad de los socios internacionales.

En ese sentido, Dotel afirmó que, a través de los resultados de esta gestión, la solidaridad y acercamiento voluntario de con los socios cooperantes, es que se obtiene la respuesta de la cooperación internacional en tres formas: donaciones; reorientaciones de fondos desde los proyectos vigentes que se mantienen en el país; y proyectos nuevos para combatir los efectos colaterales de la pandemia.

En las sesiones del cónclave virtual, además de intercambiar información y experiencias de los países de la región sobre cómo ha sido la cooperación internacional en tiempos de pandemia por COVID-19, se abordaron las fortalezas y debilidades de los Estados miembros; y facilitar un espacio para el diálogo e intercambio, cruce de ofertas y demandas en el contexto de la pandemia, en las áreas prioritarias definidas.