Expectativa por designación al frente del Ministerio de la Juventud

por José García

Sin alcanzar a desarrollar algún proyecto, la recién renunciante ministra de la juventud Kinberly Taveras entregó su cargo al presidente Luís Abinader, mediante misiva remitida al ejecutivo, dando cuenta que prefería despojarse de su investidura para facilitar las funciones del Ministerio Público, luego   que éste iniciara un proceso de investigación sobre los orígenes de su fortuna.

Este ministerio es la instancia rectora, responsable de formular, coordinar, y dar seguimiento a la política del estado dominicano en materia de juventud, y velar por el cumplimiento de la Ley General de Juventud, 49-2000.

Para nadie es un secreto que el Ministerio de la juventud es la meta de los jóvenes líderes que inician su desarrollo político en el ejercicio de la vida pública y desde esa plataforma propiciar el desarrollo integral de las y los jóvenes en edades de 15 a 35 años en el marco de una coordinación efectiva para la ejecución de las políticas juveniles en los procesos de toma de decisión, ejecución y acción.

Los viceministros, que por orden jerárquico están en posición seguido del puesto de ministro, son Luz Del Alba Jiménez, Noeliz De Jesús Vásquez, Endry Andrés González, Francisco A. Santiago Hernández, Avril Reyes Rodríguez y Carlos J. Valdéz Matos, de entre los cuales, la población y sobre todo el segmento juvenil, espera sea la escogencia del primer mandatario para ocupar la vacante dejada por la ministra renunciante.

Como cibaeños y más que todo, como dominicanos esperanzados en que esta gestión siga marcando la diferencia y el cambio en la conducción del estado, esperamos con expectación la designación de un o una nuevo ministro que garantice a la juventud dominicana  una institución con credibilidad, sólida en la política integral de juventud, que vele por el cumplimiento de la Ley General de Juventud, con la participación de los y las jóvenes en espacios pluralistas y democráticos, coordinando y facilitando la aplicación de las políticas públicas de juventud en todo el espacio geográfico de la República Dominicana.