Investigan muerte de hombre en Puerto Plata

SANTO DOMINGO.- El comandante general de la Armada, vicealmirante Ramón Gustavo Betances Hernández , ordenó una investigación exhaustiva del caso registrado en Puerto Plata en que un miembro de este cuerpo mató a un hombre que mientras se desplazaba en una yipeta supuestamente violó una orden de detenerse.

En una nota de prensa remitida a ALMOMENTO.NET, la Armada señala que la investigación está a cargo de una comisión presidida por el contralmirante Segundo Ventura García, inspector general de la institución,  la cual ha puesto a disposición de la justicia al miembro involucrado «para los fines legales correspondientes».

Agrega que el hecho en cuestión fue cometido este martes 29 de septiembre en el área de la Poza de Marigote, paraje
de Laguna Grande, La Isabela, Puerto Plata, cuando uno de los supervisores de la institución naval de servicio de retén en este lugar «mandó a detener un vehículo, que según información de inteligencia, presentaba un perfil sospechoso, y el mismo hizo caso omiso al llamado, acelerando dicho vehículo tratando de embestirlos».

Alega que por este motivo «procedió a realizarle disparos a los neumáticos, hiriendo lamentablemente de gravedad al señor Idilio Antonio Cruz, el cual murió posteriormente».

Empresario alega había «trama» para matar empresario

PUERTO PLATA (Por Antonio Heredia.).- Un  hombre fue muerto de un balazo en la cabeza tras una patrulla de la Armada de República Dominicana (ARD) balear un vehículo en un paraje de Villa Isabela.

La victima es Edilio Antonio Cruz, de 75 años de edad, quien viajaba en la parte trasera de la yipeta marca Toyota, Modelo Land Cruiser, de color Gris, placa G442484, que era conducida por el empresario Juan Brito.

El suceso tuvo lugar en el área conocida como La Poza de Marigate, en el paraje de Laguna Grande del municipio Villa Isabela, cuando los soldados navales Juan Samuel Valdez y Figuereo Ogando, mandaron a detener el citado vehículo al presentar «un perfil sospechoso».

Según la versión emitida por la Armada, los dos militares realizaban labores de patrullaje en una motocicleta y mandaron a detener la yipeta, pero el conductor de la misma supuestamente intentó atropellarlos, viéndose en la obligación de dispararle.

Pero, el empresario Juan Brito manifestó que el hecho ocurrió cuando se dirigía con su empleado hacia Santiago y los dos militares le atravesaron una motocicleta delante de su yipeta, por lo cual aceleró la marcha y ahí fue que sin mediar palabras le dispararon.

Reveló que sus proyectos empresariales han perjudicado a sectores poderosos que pudieron haber financiado a militares para asesinarlo, por lo cual, él llevará este caso hasta las últimas consecuencias, ya que la muerte de su empleado no quedará impune.

A %d blogueros les gusta esto: