JUNTA CENTRAL ELECTORAL: Todo se ha Consumado

Por Jose Garcia

Las circunstancias en que ha debido ser escogida la nueva dirección de la Junta Central Electoral, más que una función institucional ha devenido en una jugada maestra del ajedrez político dominicano.

La rueda de prensa ofrecida por el doctor Eddy Olivares así lo confirman, al afirmar que el poder ejecutivo, entiéndase el propio presidente Abinader, le provocó un grave daño a la institucionalidad de la nación, con su ´´infame instromición´´ en las decisiones del senado.

Olivares reflejó su indignación, al calificar la decisión del Partido Revolucionario Moderno y del presidente Abinader como arbitraria y discriminatoria, y sin entrar en mayores detalles, dejó entrever que existía un compromiso de su partido y del propio mandatario, para sino apoyarle, si permitir que los senadores y senadoras eligieran en libertad.

Eddy Olivares y Román Jaquez

El doctor Eddy Olivares inició sus palabras calificando la gratitud como ´´la más grande de todas las virtudes´´ y externó sus sentimientos de agradecimiento a la sociedad dominicana por haber aquilatado su hoja de servicio público.

Expresó sentirse satisfecho por las ponderaciones que de ésta recibió, Y dijo albergar la esperanza de que nuestros gobernantes se sincerisen y transparenten, al momento de la escogencia de funcionarios, y que lo que se hizo en el caso de la Junta Central Electoral fue una “tomadura de pelo´´ a la ciudadanía”.

Para el doctor Olivares, sin embargo, parece resultar una alta carga de ingenuidad el desconocer que su colocación al frente de la Junta Central Electoral hubiera fragmentado la percepción del poder en nuestro tablero político.

Es un Secreto a voces que el danilismo sueña con un ´´tubo de escape´´, que lo formaría un próximo gobierno que saliera de los linderos del expresidente Hipólito Mejía, a quien se le señala como un socio político del expresidente Medina.

Por demás, no se puede ignorar que el ministro de defensa, el de interior y policía,  el de turismo, así como la alcaldía del principal ayuntamiento del país, de por sí ya es mucho poder, y fácilmente constituyen juntos, una plataforma política capaz de catapultar cualquier tendencia contraria dentro del mismo gobierno.

Por lo que a todas luces, la jugada del presidente Abinader al frenar la colocación del doctor Olivares al frente de la Junta Central Electoral, prefiriendo fortalecer la parcela política del doctor Leonel Fernández, en ajedrez es la anticipación a la jugada del contrario, lo cual es lo que mandan las reglas.

A %d blogueros les gusta esto: