Los 4 Jinetes del Apocalipsis

El corpus mitológico, quizá más que ninguna otra cosa, constituye un fiel reflejo de la psique humana oculto tras una cortina de palabras; disfrazado por una letanía de experiencias e historias prodigiosas que lejos de ser simples fábulas, esconden una ingente cantidad de información simbólica.

Si los personajes principales de estas historias son dioses, monstruos, magos o simples mortales, carece de relevancia. A los protagonistas de estos cuentos legendarios los consumían las mismas cuestiones, los mismos deseos y los mismos miedos.

Por José García Articulista de
El CorreoRD

Los antiguos nos hablan a través de ellos como profetas de un tiempo lejano, sobre el significado de la vida y de la muerte, los límites de la ley, las normas sociales y el origen del mundo. Además, estos textos les permitían explorar libremente lo indigno, lo sádico, lo inmoral, el poder, la vergüenza, la preocupación por el futuro o incluso, la corrupción del alma y su salvación.

(Texto de Ester Cambos en la Revista Cultural Amberes en referencia al conocido pasaje bíblico y ejerciendo un paralelismo con el tiempo actual).

Nota del articulista.

El anterior gobierno que manejó el estado dominicano por ocho años, no se fue del todo al perder las elecciones pasadas. Mediante esos amarres insólitos que permiten a los gobernantes salientes agenciarse ínfulas de poder a pesar de ser rechazados por el voto popular, el ex-presidente Danilo Medina le colocó sus quintas columnas, y/o cuatro caballos de Troya al entrante presidente Luís Abinader Corona y su gobierno. Es con ello que acudimos a una jugada sádica, indigna e inmoral. Un típico abuso de poder, propio de un alma corrompida.

Yolanda Martínez en pro-competencia, Gabriel Castro superintendente de valores, Anina Del Castillo en pro-consumidor y Ramón Contreras en la superintendencia de pensiones son cuatro funcionarios en cuatro cargos que el actual presidente no puede remover o cancelar por leyes especializadas que lo impiden.

Por las actuaciones de estos funestos personajes se colige una pregunta: será que hay un plan macabro para frenar áreas sensitivas del gobierno, que impidan que éste adopte medidas en beneficio de la población, para hacerlo parecer odioso ante la ciudadanía. Las cuatro instituciones descentralizadas en cuestión, están produciendo una especie de muro de contención en varias políticas económicas que ha intentado implementar el actual gobierno.

Yolanda Martínez directora de Procompetencia

Procompetencia debe jugar un rol vital en la dinámica de los mercados y regular los oferentes en todos los rubros y los sectores y sub-sectores de la economía nacional. Pero no está ejerciendo su papel y muy por el contrario, hay un caos en esa área.

Anina Del Castillo directora de Proconsumidor

Otra institución que está socavando al consumidor dominicano es Proconsumidor que ha dejado que todos estos incrementos de precios y el abuso que se siente en el comercio local, sobre todo al detalle, se convierta en una espina clavada sobre el bolsillo del consumidor.

Ramón Contreras Superintendente de Pensiones

La superintendencia de pensiones ha impedido que el gobierno desarrolle políticas tendentes a mejorar la asignación de beneficios a los pensionados dominicanos.

Gabriel Castro Superintendente de Valores

La superintendencia de valores regula y norma todo el mercado de valores del país y mantiene frenado el intento del gobierno de usar una cantidad de recursos como son los bonos preferentes con rentabilidad variables y fijas, a lo que Gabriel Castro se opone.

Lo más digno que estos cuatro jinetes pudieran hacer, sería renunciar, porque si este es el plan b del ex-presidente Medina para forcejear desde su deplorable condición de líder de un grupo de desfalcadores del estado, entre los que sobresalen familiares cercanos del ex-mandatario que saquearon el erario público, se equivoca de método. Luís Abinader ha dado muestra que no coge corte ni traga aire.

A %d blogueros les gusta esto: