¿Qué dice la misteriosa carta que Trump le dejó a Biden en el Salón Oval?

Antes de irse, Trump dejó una nota para Biden en el Salón Oval, según un funcionario de la Casa Blanca, pese a que aún no se sabe qué es lo que dice.  Biden la describe como ‘muy generosa’

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que su predecesor, Donald Trump, le dejó una carta “muy generosa” este miércoles antes de abandonar Washington.

Biden comentó a los periodistas en el Despacho Oval: “El presidente escribió una carta muy generosa. Dado que es privada, no hablaré sobre eso hasta que hable con él”.

Los comentarios se produjeron después de que Biden firmara tres órdenes ejecutivas, incluida una para el uso obligatorio de mascarillas en instalaciones del Gobierno federal y una medida que reincorporará a EU al Acuerdo de París.

Se espera que el resto de las órdenes sean firmadas a puerta cerrada. El contenido de estas aún no se ha publicado.

La firma fue la primera interacción de Biden con la prensa en el Despacho Oval, donde se ha reemplazado parte de la decoración de la administración pasada. El presidente se sentó en el escritorio Resolute, el mismo escritorio que Trump, Barack Obama y varios otros presidentes han utilizado. Bustos de Martin Luther King Jr. y Robert F. Kennedy, cuyas carreras han inspirado el trabajo de Biden en el servicio público, flanquean la chimenea de la habitación.

Trump dejó la Casa Blanca con su esposa Melania apenas después de las 8 de la mañana hora local (1300 GMT) en un helicóptero camino a un evento de despedida en la base Andrews de la Fuerza Aérea, donde dijo a sus seguidores “volveremos de alguna forma” y mencionó los logros de su administración antes de volar a Florida.

En el sitio no había republicanos de alto perfil, incluyendo el vicepresidente Mike Pence, para despedir al mandatario.

Biden arribó al Capitolio poco después de las 1030 hora local (1530 GMT) tras una visita a la iglesia, donde se encontró con los líderes republicanos del Senado y la Cámara de Representantes, Mitch McConnell y Kevin McCarthy.

El rechazo del presidente a saludar a su sucesor antes de la asunción del cargo representa un quiebre con más de un siglo y medio de una tradición política, que es considerada como una manera de ratificar el carácter pacífico de la entrega del poder.