Un chequeo oportuno puede salvar la vida de una mujer

Santo Domingo.-Hace más de un año Gabriela Durán, madre de cuatro hijos, fue diagnosticada con cáncer cervicouterino.

Ella relató lo terrible que fue recibir esa noticia de que estaba afectada de una enfermedad catastrófica.

La mujer, de 39 años, describió cómo la vida le dio un giro de 180 grados en abril del pasado año, fecha en la que fue diagnosticada y, después, sometida a una extirpación del útero (histerectomía) y una biopsia.

“Para mí fue muy duro recibir la noticia de que tenía cáncer, pero conté con el apoyo de mi familia y del personal médico del Instituto de Oncología “Dr. Heriberto Pieter”, de quienes recibí mucho afecto”, contó Durán.

Posteriormente recibió tratamiento de quimioterapia, radioterapia y braquiterapia, el cual concluyó en enero de este año gracias a la ayuda del Instituto, donde actualmente se encuentra en controles médicos y hace referencia a las doctoras María Durán, ginecóloga oncóloga, y Tamara García, radioncóloga, quienes la atendieron durante su proceso médico y a quienes les agradece.

Prevenible
La joven madre dice que comparte su testimonio para que las mujeres tomen conciencia y se hagan un chequeo oportuno para que puedan salvar su vida de este tipo de cáncer.
El doctor Alvaro Gartner, ginecólogo oncólogo del Instituto de Oncología “Dr. Heriberto Pieter”, asegura que el cáncer cervicouterino es más frecuente en mujeres con edad entre 40-50 años y esto se debe a que los cambios celulares, desde el momento en que la paciente se infecta por el Virus del Papiloma Humano (VPH) para llegar a cáncer puede durar un promedio de 10 años.

Factores de riesgo
El ginecólogo-oncólogo, resaltó que el Virus del Papiloma Humano es responsable del 98% del cáncer, cervicouterino. Sin embargo, existen otros factores de riesgo, como es el inicio de las relaciones sexuales a temprana edad, no usar protección durante las relaciones sexuales, el consumo de tabaco y tener una mala alimentación, entre otros.
El galeno pone como ejemplo que si una mujer se infecta por el virus a los 30 años de edad puede padecer cáncer de cérvix a los 40.

De igual manera, asegura que este tipo de cáncer es una enfermedad totalmente prevenible, ya que hay diversas formas de diagnosticarlo a través de las pruebas de citología, como el Papanicolaou y la colposcopía, que pueden detectar lesiones premalignas (precancerosas), y así implementar el tratamiento médico adecuado antes de que se conviertan en cáncer.

“En mujeres jóvenes la tasa de cáncer no es tan elevada, pero hay féminas que presentan lesiones premalignas, que si son tratadas no llegan a desarrollar el cáncer”, advierte el especialista.

Cuando se presenta el cáncer de cérvix es debido a la falta de un chequeo oportuno, o a veces por la falta de educación sobre la importancia de la detección temprana, dijo.
Destacó que las mujeres que son diagnosticadas en un estadio III (etapa más avanzada), tienen una tasa de sobrevivencia baja, “si lo detectamos en un estadio temprano la posibilidad de curación es de un 85%”, al tiempo que aseguró que se necesita de programas y campañas continuas que contribuyan a reducir la incidencia de la enfermedad. “Es necesario educar y concienciar a la mujer sobre esta enfermedad”, afirmó el galeno.

Detalló que en países desarrollados la incidencia del cáncer cervicouterino es mucho más baja que en los países en vías de desarrolló “como el nuestro, pues cuentan con programas avanzados de detección temprana y el nivel de educación es mucho mayor”.

La estadística del Instituto de Oncología Dr Heriberto Pieter durante el año 2018 señala que se diagnosticaron 2,270 nuevos casos de diferentes tipos de cáncer, de los cuales 222 fueron cáncer de cervix, lo que representa un 10%.

El 47% de los casos fueron diagnosticados a mujeres con menos de 50 años de edad. El 45% fueron diagnoticados en estadio temprano, por lo que la entidad llama a las damas a chequearse.

Debemos insistir en la educación

En los hospitales de la República Dominicana existen programas en los que implementan la detecnción de cáncer temprano, ahora bien, aún así en nuestro país siguen muriendo mujeres por cáncer de mama y cáncer de cervix.

Aún en pleno siglo XXI. Debemos insistir en la educación, en la concientización de toda la población.

Para realizar un cambio debemos aunar esfuerzos que permitan salvar vidas, para esto debemos hacer un cambio de actitud de nuestras autoridades, instituciones, en fin, de todos.