Connect with us

SIN CATEGORIA

Una cosa es con guitarra y otra es con violín: El plan dolarizador de Milei entra en duda mientras cancela su viaje a Estados Unidos y la economía argentina se asoma al colapso

Published

on

Además, confirmó a Patricia Bullrich como Ministra de Seguridad

Casi de un día para el otro, Javier Milei dejó de ser un león rugiente para metamorfosearse en astuto zorro. Bañado en dosis cada vez más generosas de pragmatismo, el presidente electo argentino se está deshaciendo de viejos compañeros de ruta mientras incorpora a ex adversarios o gente con la que no tenía relación cercana. Como telón de fondo, su plan dolarizador que entra en duda y la insistencia en que se vienen meses durísimos para una economía argentina que se asoma al colapso.

"Recibí mensajes de gente con la que no hablaba hace 30 años… '¿Que tal cómo estás?', me dicen. Bueno, hubo un pequeño recorrido", explica Milei. Y se ríe.

"Los problemas que tiene la Argentina son demasiado grandes. Nosotros estamos armando un seleccionado. No me importa de dónde vengas. Yo tengo este problema, ¿Lo podes resolver? Bueno, entonces estás adentro", añadió en una entrevista en la radio "Neura FM".

El problema es que el armado de ese seleccionado está siendo, en la opinión de muchos argentinos, caótico. Nombres que se anuncian se caen, mientras otros que nadie esperaba surgen. Y el gran asunto por el que Milei fue elegido con el 55,6 por ciento de los votos, la economía, comienza a generar dudas.

El presidente electo debía volar este viernes a Estados Unidos para rezar ante "El Ohel", la tumba del rabino Menachem Mendel Schneerson en Nueva York. "El Ohel" es un lugar de peregrinación, algo especialmente sensible para Milei, que estudia la Torá y analiza convertirse al judaísmo.

Pero el "viaje espiritual" debió ceder ante la realidad del viaje tan terrenal como acelerado que Milei está haciendo en los cinco días que lleva como presidente electo.

"No tenemos plata", recalcó con gesto serio en una de las múltiples entrevistas que dio a medios locales en los últimos días. "El 2024 va a terminar con equilibrio fiscal. Ministro que gasta más, lo echo".

Lo asombroso de Milei en estos días es que le está diciendo a los argentinos, de todas las maneras posibles, que el 10 de diciembre se inicia un "ajuste" profundísimo. Si durante veinte años muchos se convencieron de aquello que decía el kirchnerismo, que dónde hay una necesidad hay un derecho, de ahora en más sólo habrá derechos si hay dinero para financiarlos. Y Milei ya lo dijo; no hay plata.

No la hay en el Banco Central, sobre el que este viernes Milei insistió en que lo cerrará: "Eso no se negocia". No la hay en la administración pública en general, a la que el inminente presidente quiere aplicar una reducción de gasto inmediato del cinco por ciento. La ola de privatizaciones que prevé Milei tiene que ver con esa reducción de gasto, pero para esas privatizaciones se necesita tiempo. Entretanto, una proclama de tintes demagógicos: el ajuste "lo hará la política, a la gente no se la toca".

Es un símbolo, más que una solución real: el gasto político en Argentina podrá verse excesivo a ojos de muchos, pero es un porcentaje insignificante en el mar del gasto público. Milei, que dona su sueldo como diputado, cobra 1.700 dólares al mes. Del otro lado de la Cordillera de los Andes, en Chile, se cobra diez veces más por el mismo trabajo.

Hay también propuestas disruptivas: en vez de privatizarla, Milei propuso entregar a sus empleados Aerolíneas Argentinas, la deficitaria empresa estatal de aviación. Le dará dinero para que funcione durante un año y haga el ajuste que la convierta en viable. El horror se apoderó de muchos sindicalistas.

Milei sigue sin confirmar el nombre de su ministro de Economía, aunque Luis Caputo, ex ministro de Finanzas de Mauricio Macri, luce como favorito. Eso llevó a que Emilio Ocampo, el ya anunciado próximo presidente del Banco Central, declinara la oferta. Con él se va también el plan de dolarización que iba a implementar Milei.

"Su idea de reemplazar el peso con el dólar tendrá que esperar, muy probablemente, un largo tiempo", señaló el analista Ignacio Miri este viernes en "Clarín". Demien Reidel, físico con doctorado en Harvard, será el nuevo presidente del Central.

"No importa quién conduzca la economía: todos los que siguen de cerca los números de la Argentina saben que se necesita un puente de dólares para pasar el verano y empiecen a verse las divisas de la cosecha de soja", advirtió Florencia Donovan en "La Nación".

Tras la gran suba del lunes posterior a las elecciones, las acciones argentinas han bajado en Wall Street. Mientras tanto, Milei tiende puentes a figuras del peronismo, pero también a la mujer a la que dejó fuera del balotaje y del sueño de ser presidenta: Patricia Bullrich será su ministra de Seguridad, el mismo cargo que ocupó en el gobierno de Macri.

Continue Reading
×

Hello!

Click one of our contacts below to chat on WhatsApp

× How can I help you?