Los fanáticos del Licey no se merecen eso

Por Leonardo Tavarez.

Los dueños del quipo de Licey no merecen lealtad de nadie porque ellos no lo son con sus fanáticos.
Su lealtad es al dinero, no hay espiritu deportivo, no hay dignidad ni interes por competir.
Lo peor es que su gerente Junior Novoa, no conoce ni siquiera la vergüenza, debiera coger clases de Manny Acta, quen no deja que lo usen solo como negocio, sino que hay que invertir para ganar o de lo contrario renuncia.
Noboa solo piensa en sí mismo y sus beneficios, su sueldo, fue capaz de decir que no había dinero para contratar peloreros, cuando se sabe que uno solo de los accionistas declaró tener 500 millones de dólares.
La fanaticada azul debe unirse para el próximo torneo y no apoyarles ni pagar entradas si no hacen los acuerdos necesarios para que sea un equipo competitivo.
No un negocio para beneficiar a un grupito de negociantes y oportunistas rastreros, a los cuales no les importa la burla y la agonía de sus fieles fanaticos.
Mo son mas que Asarosos y oportunistas rastreros, que al parecer gozan de los bulling de los escogidostas y aguilucho.
Cuanta falta hace Don Monchin Pichardo.

Email: Prensaelcorreo@gmail.com

A %d blogueros les gusta esto: