Disfrutando las vacaciones, también "en esos días del mes"

EL CORREO. Seguramente los preparativos e infinidad de detalles que debes tener en cuenta para organizar y gestionar tus próximas vacaciones te produzcan una buena dosis de estrés como para encima añadirle otro motivo de preocupación, pero en este caso ser previsora, compensará con creces cualquier molestia que puedas sentir al tomar medidas preventivas.

La perspectiva de que la regla te llegue durante las vacaciones, cuando sueñas con relajarte al sol, darte un baño en el mar, explorar una ciudad o salir de excursión a la naturaleza, quizá no sea muy halagüeña, pero no hay nada que te impida disfrutar de tu tiempo libre, planes de viaje o cualquier aventura que emprendas en verano, si te preparas adecuadamente.

Los asesores de distintas plataformas y organizaciones ofrecen algunas sugerencias útiles basadas en los conocimientos más recientes, para que puedas disfrutar de los viajes, experiencias y estadías veraniegas ‘en esos días del mes’, cuando estás alejada de algunas de las comodidades, recursos y soluciones que acostumbras tener a tu alcance en tu entorno habitual.

Son sugerencias y orientaciones en general cuya aplicación puedes consensuar con tu médico o especialista, para adecuarlas a tu estado de salud en particular, según explican.

Calcula la fecha de tu regla (mediante ‘app’)

“Una forma sencilla de comprobar si tendrás tu período estando de vacaciones es utilizar una aplicación (‘app’) de seguimiento del período, completando los detalles que requiere la ‘app’ sobre cuándo fue tu última regla y cuánto dura en general, para así predecir la próxima”, explican desde Holland & Barrett (H&B) asesorados por la doctora Shree Datta, obstetra y ginecóloga.

“Las ‘apps’ de seguimiento menstrual, como Clue, Flo y WomanLog, no sólo te permitirán conocer las fechas de tu próximo período, sino también realizar un seguimiento de cualquier síntoma que puedas estar experimentando”, especifican, por su parte, los asesores de Live Football Tickets (LFT).

Calcula la fecha de tu regla (con papel y lápiz)

Si prefieres utilizar un método tradicional, comienza anotando cuándo se inicia tu período cada mes y cuánto dura, repitiendo estos registros durante varios meses seguido, recomiendan desde H&B.

Cuando tengas los datos de varios meses, calcula el número promedio de días desde el primer día de tu período hasta el día anterior al siguiente período, para tener una idea de la duración promedio de tu ciclo menstrual, que suele ser de unos 28 días, aunque puede oscilar entre 23 y 35 días.

Cuando sepas cuánto dura tu ciclo, calcula la fecha de vencimiento de tu período para cada mes; mira en un calendario cuándo te irás de vacaciones y averigua en qué etapa de tu ciclo estarás, recordando que puede haber algunas variaciones de un mes a otro, especialmente si ha estado bajo estrés o has trasnochado mucho, añade H&B asesorados por la doctora Datta.

Toma medidas para los dolores menstruales

Aunque no todas necesitamos tomar analgésicos para nuestros períodos, quienes sufren calambres menstruales deben llevar consigo analgésicos como ibuprofeno y paracetamol para ayudar a controlar ese dolor, según H&B.

Si tus períodos son tan dolorosos que esos medicamentos no son útiles, debes hablar con su médico, para que te ofrezca asesoramiento y tratamiento personalizados para tus períodos dolorosos e indague si estas molestias están provocadas por alguna condición de salud, apuntan.

Refuerza tu aporte de hierro

“Si te viene la regla mientras estás de vacaciones, dormir lo suficiente (7 a 9 horas diarias) y alimentar tu cuerpo con alimentos ricos en hierro (para reemplazar el mineral que puedes perder debido al sangrado menstrual) puede ayudarte a que te sientas mejor mientras disfrutas de tu tiempo libre” es otra de las recomendaciones de H&B avaladas por la doctora Shree Datta.

Descarta los mitos sobre la natación

Desde el Sistema de Salud de la Universidad de Pennsylvania (Penn Medicine), en Estados Unidos, desacreditan algunas falsas creencias sobre la natación y la menstruación.

Aunque existen los mitos de que no es seguro nadar durante la regla y de que no se pueden usar productos de higiene femenina cuando se hacen actividades acuáticas, estas creencias no se corresponden con la realidad, según Penn Medicine.

Quizá la toallita sanitaria (compresa) no sea la mejor opción, porque absorberá agua hasta empaparse y puede ser visibles a través del traje de baño, pero el tampón es cómodo y seguro, teniendo la precaución de reemplazarlo al menos cada 4 a 8 horas o con la frecuencia que recomiende el médico, añaden.

Otro mito es que nadar empeora los calambres menstruales, pero en realidad la natación puede ayudar a aliviarlos porque al hacer ejercicio, el cuerpo libera unas sustancias que actúan como analgésicos naturales y brindan sensación de bienestar, apuntan.

Vigila tu hidratación y utiliza protector solar

Desde Penn Medicine también recomiendan llevar una botella de agua, ya que cuando estás en tu período puedes ser más propensa a la deshidratación, debido a la fluctuación de las hormonas  estrógeno y progesterona, lo que ”significa que es más importante que nunca asegurarse de beber lo suficiente”.

Otro artículo que debes llevar si vas a nadar al aire libre es un protector solar sin aceite, sobre todo si eres propensa a sufrir brotes en la piel, ya que la luz solar y la menstruación pueden aumentar el riesgo de brotes o agravar el acné, recomiendan.

×

Hello!

Click one of our contacts below to chat on WhatsApp

× How can I help you?