SANTO DOMINGO.- La Asociación Nacional de Profesionales Agrícolas (ANPA) denunció que en el Instituto del Tabaco de la República Dominicana (INTABACO) en Santiago han sido cancelados más de quince técnicos y otros profesionales agrícolas por asuntos meramente políticos. 

Danilo Severino, presidente de la ANPA, manifestó que en el INTABACO los técnicos y profesionales agrícolas fueron ¨desvinculados¨ de esa institución oficial, sin tomar en cuenta su capacidad, los años de servicios, ni las funciones que desempeñaban. 

Las cancelaciones en el INTABACO son atribuidas al director ejecutivo de esa institución Rafael Guzmán Almonte y al encargado de Recursos Humanos Juan Miguel Ortiz quienes, según algunos de los afectados, a quienes no les importa el status de los profesionales agrícolas. 

¨Estos despidos en el INTABACO, así como en otras instituciones del sector agropecuario, violan los derechos de los profesionales de esta área¨, expresó Severino durante una rueda de prensa. 

El presidente de la precisó que además en Agricultura fueron cancelados 27 profesionales agropecuarios, en el FEDA 30; en el Instituto Nacional del Café 13 al igual que en el Proyecto La Cruz de Manzanillo, en Montecristi. 

Sostuvo que la mayoría de los cancelados son personas con más de 60 años, con 30 y 40 años de servicios en esas instituciones. Severino añadió que otros casos como en Sanidad Vegetal hace meses que no se les paga a los profesionales agropecuarios. 

Desde hace días empleados cancelados de instituciones públicas de Santiago vienen denunciando los abusos y las trabas que les han puesto en estas dependencias del Estado y en el ministerio de la Administración Pública (MAP) para que ellos no reclamen sus prestaciones laborales que les corresponden. 

Explicaron que en instituciones como INTABACO, el Correo, comisión de Apoyo al Desarrollo Barrial a muchos empleados con 5, 6, 8, 10, 12 y 16 de servicios han sido cancelados con el pretexto de ¨abandono de trabajo, tan solo para que estos no tengan derechos a reclamar las prestaciones laborales. 

Indicaron que otra situación ilegal que ocurre en esas instituciones públicas de Santiago es que a los empleados despedidos no les entregan las cancelaciones a tiempo como estipula la ley de trabajo. 

¨Al no avisarles con tiempo de su cancelación los empleados asisten diariamente a sus labores, pero cuando llega el día de pago, el día 25 de cada mes, se enteran entonces que no les han depositado su salario y lo que les entregan es su notificación de despido¨, narraron algunos de los afectados. 

Los exempleados advirtieron que en los próximos días iniciarán una jornada de protestas frente a la Gobernación de Santiago para exigir que se les paguen las prestaciones laborales que por ley les corresponden