El rapero Tekashi 6ix9ine (69) enfrenta una demanda por agresión sexual encabezada por una menor que alega que cuando tenía 13 años y sin su consentimiento, el artista la grabó desnuda y en actos sexuales que luego compartió por medio de tres videos en redes sociales.

Tekashi 6ix9ine, cuyo nombre de pila es Daniel Hernández, ya había cumplido sentencia en 2018 por los hechos tras llegar a un acuerdo con la víctima en el caso criminal. El rapero fue condenado a cuatro años de probatoria y 1,000 horas de servicio comunitario.

En la demanda reseñada por páginas como Page Six, en la que la alegada víctima aparece bajo el nombre de Jane Doe, se señala que Tekashi y su socio Tauquan “Tay Milly” Anderson la llevaron a una fiesta en Harlem, el 21 de febrero de 2015, y la llenaron de drogas y alcohol antes de grabar el contenido explícito para compartirlo en redes.

El recurso legal presentado ante la Corte Suprema de Manhattan este martes indica que, en una de las grabaciones, se ve a la adolescente haciéndole sexo oral a Anderson, en ese entonces con 21 años, mientras el exponente urbano, con 18, empuja su pelvis detrás de ella y le golpea el trasero.

En su segundo video, Jane Doe aparece sentada sobre Tekashi en ropa interior mientras Anderson le vierte líquido transparente y le agarra los senos.

En el tercer video, la adolescente aparece acostada desnuda sobre ambos mientras Anderson le roza sus piernas y la vagina de una manera sexualmente explícita y degradante”.

“Por razón de su edad, y que se el dio drogas y alcohol lo que le causó un un deterioro grave de su capacidad mental sin su conocimiento, permiso o consentimiento, la demandante era incapaz de consentir a las grabaciones”, indica el documento.

“Como un rapero conocido internacionalmente, artista de hip pop e intérprete, el acusado Hernández subió los videos en varias cuentas de redes en internet con la intencíón y la expectativa de que millones de personas vieran los videos”, se plantea la demanda.

La conducta de Tekashi “contra la demandante fue intencional, maliciosa, y hecha con el propósito de provocar que la demandante sufriera humillación, angustia mental y estrés emocional”, agrega la denuncia.

Además, la querella judicial plantea que el artista abusó sexualmente de la menor cuando “le tocó y le agarró el trasero de una manera sexual explícita y degradante”.

En el caso de Anderson, la denunciante alega que no solo la agredió sexualmente en las acciones en los videos, sino durante los dos a tres meses antes de la fiesta.

El rapero de 24 años, que se declaró culpable en enero de 2019 de nueve cargos criminales que incluyen extorsión y posesión de armas relacionados con su vinculación a la pandilla Nine Trey Gangsta Bloods, fue liberado en abril pasado de la cárcel para cumplir lo que le restaba de su sentencia bajo libertad supervisada debido a la crisis por coronavirus.

A finales de julio, Hernández, quien fue sentenciado a 24 meses de prisión y cinco años de libertad supervisada, cumplió el periodo de arresto domiciliario.